sábado, 12 de noviembre de 2011

Pensarte

No duermo
no como
deja ya de hechizarme,
que no puedo dejar de pensarte
que en mi mente no soy capaz,
de dejar de imaginarte.


Ven, déjame sentirte
déjame tocarte,
que me muero de ganas
de por una vez besarte.


Cuando en mi pienses
házmelo saber
y así dejar de imaginarte
y poder al fin tenerte.


Al presenciar tu sonrisa
la acaricio con la brisa 
porque aunque adentrarme en ella no puedo
¿Esa sensación?
No la cambio por nada en el mundo entero.


Tu mirada me descubre
y consigue enloquecerme
porque aunque quizá tú no lo sepas
es ella la que hace ahuyentar,
todas y cada una de mis penas.


Ay amor, si tú supieras
lo que yo por ti daría
pues daría toda mi vida
si a mi lado tu estuvieras.


Y ya no te preguntes lo que eres
y ya no te preguntes si te pienso
Porque para mí, todo lo eres
Un sueño de noche
y una realidad cuando despierto.

1 comentario:

  1. Precioso, Patricia. Enhorabuena... ¡y a seguir escribiendo!

    Un saludo

    ResponderEliminar